jueves, 27 de diciembre de 2012

De Cecilia Bartoli al fin de una época





Vamos a rematar el año haciendo un dos por uno, comentando el concierto de Cecilia Bartoli y la despedida del ciclo de cantatas sacras de Bach.

Cecilia cantó de manera extraordinaria, consideraciones extramusicales aparte. Salió al escenario del Auditorio Nacional tocando la pandereta y se metió al público en el bolsillo en unas décimas de segundo. Empezaron a aplaudir por su mera presencia y sin que cantase una sola nota, como si fuera la vedette de “La Cenicienta en el Palace” (la comparación no es mía es de José Luis Téllez  hace 30 años refiriéndose a un evento similar retransmitido por la entonces Radio2) y como Cecilia venía de la pitada de la Scala, el público estaba ganado antes de cantar. No es que no se merezca un aplauso, pero yo aplaudí después de que cantara (por cierto de forma extraordinaria) hasta que me dolieron las manos, pero siempre después de oírla.

En cuanto al repertorio Agostino Steffani no es Handel ni mucho menos. Es interesante, pero hasta que Cecilia sacó el disco no tenía la menor idea de su existencia. Hay que reconocer que dar a conocer a un compositor olvidado combinándolo con una novela de Dona Leon es más que interesante (prometo que el siguiente libro que me leo es el de Dona). Para rematar (en los bises) surgió Handel cantando trs arias incluyendo la Lascia l’spina de Il triumpho de il tempo e d’Il desingagno que el público rompió a aplaudir al segundo compás de la orquesta como si se tratase de la Marcha Radedsky del concierto de año nuevo. Luego una larga y organizadísima fila de autógrafos. Una cosa que me pareció rara es que a los instrumentos que eran barrocos no se les corrigió la afinación en lo que duraron las partes.

Para acabar este año reseñar que asistí también a fin de una época. El último concierto de la serie que duró 8 años de las cantatas sacras de Bach en diferentes iglesias de Madrid. En esta ocasión a La Capilla Real de Madrid e Hippocampus, en conjunto interpretaron las cantatas BWV 248, 143 y la celebérrima 147 que el público coreó al final poniendo un colofón a un trabajo tan extraordinario que sobran las palabras. Es una pena que por razones de recortes este tipo de ciclos no se repitan en un futuro, como he dicho, asistimos al fin de una época. Nunca nos cansaremos de agradecer a Alberto Martínez Molina y a Oscar Gershensohn por su labor.

Que el 2013 nos traiga a todos mucha música.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Delia Agúndez & Fernando Antón "Voleras" otra vez





Concierto de ganadores del premio INJUVE 2012 a la Creación Musical Clásica
Antigua Tabacalera, Espacio para la difusión de la cultura (Calle Embajadores, 51 Madrid)

El 10 de mayo pasado asistí a la presentación del disco “Voleras” de Delia Agúndez y Fernando Antón. Desde entonces ha recibido el premio INJUVE 2012 a la Creación Musical Clásica para jóvenes menores de 30 años. El concierto comenzaba con la actuación de la arpista Cristina Montes Meteo que ejecutó un programa con Spohr, Grandjany, Brotons, Saint-Saens y Godefroid. Yo soy un absoluto desconocedor del repertorio de arpa, pero me gustó mucho. La presentadora del evento remarcó un hecho que todos los padres de niñas/os músicos sabemos el tiempo que dedican a la música, a parte de sus estudios ordinarios.

La segunda parte se dedicó a Delia y Fernando que yo creo que cada vez lo hacen mejor. Ya hice un comentario en este blog en mayo

http://doctortuba.blogspot.com.es/2012/05/presentacion-del-disco-voleras-de.html

y, por supuesto que suscribo todo lo dicho, esta música es una gran desconocida por el gran público, no digamos fuera de España, sino dentro de este país y es de agradecer que se difunda. En cuanto a la interpretación me reitero, tanto la voz de Delia, comola formación musicológica de ambos, es fundamental para interpretar las piezas. Podemos afirmar que la interpretación gestual de Delia ayuda a la comprensión de las piezas resaltando su ironía y su gracia, por lo que insisto que gana mucho en el directo.

La única pega era el frío que se pasó durante la actuación ya que el edificio tenía una climatización deficiente, pero los intérpretes supieron caldear el ambiente con su música.

Acompaño este vídeo de baja calidad rodado en el concierto

http://www.youtube.com/watch?v=-hyPOpInN9w&feature=g-crec-u

Así como la página del disco y la forma de adquirirlo en http://voleras.blogspot.com.es/

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Concierto de Antonini con la OCNE



ORQUESTA Y CORO NACIONALES DE ESPAÑA
Giovanni Antonini, director
Auditorio Nacional de Música (Madrid) Sala Sinfónica
Sábado, 1 de diciembre de 2012, a las 19:30 h
I
Johann Sebastian Bach (1685-1750)
Concierto de Brandemburgo núm. 3, en sol mayor, BWV 1048
1. (Allegro maestoso)
2. Andante
3. Allegro
Johann Sebastian Bach
Concierto para dos violines en re menor, BWV 1043
1. Vivace
2. Largo ma non tanto
3. Allegro
Ane Matxain y Joan Espina, violines
Francesco Geminiani (1687-1762)
Follia, concerto grosso núm. 12, en re menor (Primera vez ONE)
II
Antonio Vivaldi (1678-1741)
Magnificat, RV 610-611 (edición de Malipiero)

María Hinojosa, soprano
María Espada, soprano
Marta Infante, contralto
Rodrigo Álvarez, bajo
Joan Cabero, director CNE

Concierto atípico de la OCNE, repertorio totalmente barroco, formación cuasi camerística o camerística del todo y, en dos piezas tocaron de pie (menos cellos y clave, evidentemente). En la primera pieza, Concierto de Brandemburgo núm. 3 de Bach la formación se redujo a 4 violines, dos violas, dos cellos, contrabajo y clave, algo inusual en la ONE y fue un precalentamiento fantástico para entrar en el doble concierto de Bach interpretado por  dos solistas de la “casa”, una concertino y el solista de segundos violines. Este concierto lo tenemos tatuado los padres de hijas/os violinistas en lo más profundo de nuestras neuronas (primero la parte del segundo, luego la del primero. La orquesta y solistas tocaron de pie como en la siguiente pieza la Follia de Geminiani. Esta misma versión de la Follía se la escuche a Antonini con su Giardino armónico hace unos dos años. Escuché a Biondi la versión de Vivaldi y durante meses a mi hija la versión de Corelli mientras la estudiaba. Se puede decir que me la sé casi de memoria. La versión de Antonini prolongando los silencios entre variaciones emocionó al público.

El Magnificat de Vivaldi estuvo muy bien interpretado por las solistas, sobre todo María Espada y María Hinojosa, ya quelos otros dos solistas apenas intervienen. A María Espada la había visto en la Ifigenia de Nebra y es una grandísima soprano. A María Hinojosa era la primera vez que la veía y me encantó sobre todo con las notas ágiles.

El público tosió mucho y parte de él no estaba acostumbrada al barroco, a mi lado discutían sobre si lo que estaba en el centro era un clavicordio y se preguntaban por qué utilizaban el órgano pequeño (positivo) en vez del grande y no entendían si los pocos músicos se debían a los recortes o a qué.


lunes, 12 de noviembre de 2012

Concierto de Cantatas de Bach por Hippocampus



Ciclo, Música en espacios Históricos, cantatas de Bach
Sábado 10 de noviembre de 2012, 18:00 h.
Parroquia de Santa María la Antigua
Hippocampus
Director: Alberto Martínez Molina
Cantatas BWV 52, BWV 88 y BWV 174 Y BWV 200

“No se puede considerar la Cultura como un entretenimiento, sino como un alimento para el espíritu”. Con estas palabras aproximadas, Alberto Martínez Molina, director del grupo barroco Hippocampus, presentó este concierto, también pedía excusas por no poder representar estas cantatas como a él le hubiera gustado por culpa de los recortes y los retrasos en los pagos de las administraciones. El conjunto estaba mermado, sin las dos trompas, un oboe y el fagot, pese a ello sonaban como los ángeles, a pesa de la acústica de la iglesia que era un poco seca.

El grupo Hippocampus es un gran descubrimiento. Es posible que en tiempos de Bach las cantatas sonaran de una manera parecida, los instrumentos eran originales, la afinación barroca y el grupo reducido (igual más reducido de la cuenta por cuasas ajenas a la voluntad). Los solistas sonaron muy bien y también cantaron los corales. El conjunto instrumental genial.

Después de 8 años este ciclo sobre música sacra de Bach finalizará el 16 de diciembre. Una pena que no se repitan ciclos como este en estos tiempos de competitividad y falta de afecto por la cultura.


Gracias Elena por comunicarme la existencia de este concierto y por tocar como tocas.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Rodelinda de Handel por Il Complesso Barrocco


Il Complesso Barocco G. F. Haendel (1685-1759) Rodelinda, regina de’Longobardi, HWV 19 (1725) 28 de octubre de 2012



Rodelinda: Karina Gauvin, soprano
Bertarido: Sonia Prina, contralto
Eduige: Romina Basso, alto
Unulfo: Delphine Galou, alto
Grimoaldo: Topi Lehtipuu, tenor
Garibaldo: Matthew Brook, bajo-barítono
Grupo de cámara: Il Complesso Barocco
ALAN CURTIS, dirección

Vuelve el ciclo de “El Universo Baroco” del CNDM en la sala sinfónica con Andel como hilo conductor y no podía empezar mejor con una ópera como Rodelinda que no por  infrecuente deja de ser impresionante. Después del éxito de Ariodante del año pasado, Curtis vuelve a impresionar con una versión sobria, la orquesta se componía de 6 violines, viola, violonchelo, contrabajo, clave, tiorba, traverso, 2 oboes, 2 flautas de pico y fagot. En mi opinión me encanta el barroco con orquesta de cámara e instrumentos originales que presentan un color extraordinario en el registro grave al afinar algo más bajos que sus equivalentes clásicos.
En cuanto a la parte vocal fue intachable, Karina Gauvin, que ya la conocía del Ariodante del año pasado tiene este año todavía mejor voz, sabe marcar las partes líricas y dramáticas y su coloratura es extraordinaria. El tenor Topi Lehtipuu es un especialista en barroco y Mozart, por lo que no podía haber una elección mejor. Romina y Delphine realizaron un papel maravilloso, Es notable el registro grave de Delphine Galou, porque, pese a su juventud es muy bueno.
Mención a parte merece la contralto Sonia Prina, fue la primera que hizo que interrumpieran la ópera con aplausos, concretamente en el aria del primer acto “Dove sei, amato bene!”. Durante el entreacto se informó al público de que estaba indispuesta, pero, pese a estar con una gastroenteritis, salió a escena y cantó como nadie (¿cómo cantará esta mujer esté plena de salud?) rompiendo el público en aplausos a cada aria.
El momento cumbre llegó al final del segundo acto con el dúo “Io t’abbraccio” que Sonia y Karina interpretaron a la perfección, era la primera vez que lo escuchaba con una contralto, en vez de con un contratenor como es habitual. A la salida, a Sonia se la notaba cansada, pero feliz de haber podido terminar. Desde aquí le mandamos muchos besos.Bravissima, Sonia!

sábado, 20 de octubre de 2012

Concierto de Raquel Andueza y La Galanía




Raquel Andueza, soprano y La Galanía (Jesús Fernández Baena, tiorba y Pierre Pitzl, guitarra barroca) 
10 de octubre de 2012

H. du Bailly (?-1637) Yo soy la locura (1614)
Anónimo Marizápalos (s. XVII)
J. Marín (1619-1699) No piense Menguilla ya (1669)
G. Sanz (ca.1640-1710) Folías (1674)
Anónimos Vuestra belleza señora (1618), La ausençia (1622), Vuestros ojos tienen d’amor (1609)
A. Martín y Coll (ca.1670-1734) Pasacalle y Zarabanda (1706)
J. B. Lully (1632-1687) Sé que me muero (1670)
T. Merula (ca.1594-1665) Folle è ben che si crede (1638)
B. Strozzi (1619-1664) L’Eraclito amoroso (1651)
J. H. Kapsberger (ca. 1580-1651) Toccata arpeggiata (1604) Aurilla mia (1619) Figlio dormi (1619)
G. Sanz Canarios (1674)
B. Ferrari (1603/4-1681) Son ruinato (1638)
C. Monteverdi (1567-1643) Si dolce è ‘l tormento (1624)


Comienza un nuevo ciclo de El Universo Barroco del CNDM y no podía empezar mejor. Si seguís el blog seréis conscientes de que considero a Raquel como una de las mejores voces de la actualidad y realmente, en este repertorio es la mejor. La sala de Cámara del auditorio estaba casi hasta la bandera (debían quedar menos de 10 butacas vacías) ya que, si sumamos a la calidad del concierto los precios del ciclo no hay excusa para no ir.

El concierto tenía dos partes, aunque se cantaron seguidas diferenciadas. En la primera se interpretaron temas de su disco “Yo soy la locura” que empezaba con este tema de du Bailly y concluía con otra canción francesa en castellano “Sé que me muero” con la que se alcanzó un clímax en el que más de uno lloró.
La segunda parter pertenecía a “De amori e tormenti” madrigales italianos que Raquel, como acostumbra, comentó antes de cada uno aclarando el sentido a la audiencia, acabando con Si dolce è ‘l tormento, una maravilla de interpretación. Reamtó con dos propinas una Ciacona de un autor “prolífico y longevo” que es “Anónimo” como dijo ella y el Lamento de la Ninfa de Monteverdi acompañado por unos golpes en la puerta de alguien del público.

Para concluir no quiero pecar de reiterativo explicando, como he hecho ya en otros posts, que Raquel tiene una dicción exquisita, que se le envide palabra por palabra, que frasea con un dramatismo o comicidad, dependiendo de la obra, impresionantes. Me considero un afortunado ya que en menos de dos semanas he visto a dos de mis cantantes favoritas (mis dos diosas) como son Patricia y Raquel.

martes, 2 de octubre de 2012

Concierto de Patricia Petibon y la ONE en Madrid


Auditorio Nacional Sala Sinfónica 29/09/12   19:30 h
Solista: Patricia Petibon, soprano
Orquesta: Orquesta Nacional de España
Director: Josep Pons
M. Ravel (1875-1937) Rapsodie espagnole (Rapsodia española)
E. Granados (1867-1916) La maja dolorosa y El mirar de la maja de Colección de tonadillas escritas en estilo antiguo
J. Turina (1882-1902) Cantares, nº 3 de Poema en forma de canciones, Op. 19
M. de Falla (1876-1946) Interludio y danza de La vida breve
F. Moreno Torroba (1891-1982) Petenera de La marchenera
N. Bacri (1961) Melodías de la melancolía, Op. 119b
C. Debussy (1862-1918) El mar, 3 bocetos sinfónicos para orquesta

No todos los días se conoce a una Diosa. El sábado pasado pude, por fin, ver a Patricia Petibon en directo y conversar un ratito con ella. No me defraudó, es tan grande como persona, como lo es como cantante.

Pero vamos a reseñar el concierto. La temática de interacciones hispano-francesas estaban desarrolladas ampliamente en el disco de Patricia con Pons y la ONE titulado Melancolía de 2011. Toda la generación de músicos españoles de principios del siglo XX se formó en el conservatorio de París y aprendieron a manejar la orquesta de los dos mejores orquestadores franceses del momento, Debussy y Ravel, de ahí incluirlos en el programa, con dos obras para gran orquesta. La Rapsodie espagnole  de Ravel recoge temas hispanos y La Mer sintetiza todo lo que es el impresionismo musical. Una orquesta ha de ser muy buena para interpretar estas obras sin problemas y la Nacional con Pons lo es. La Mer ya lo interpretaron la temporada pasada e hice un comentario del mismo en este blog.
En cuanto a las canciones cantadas por Patricia no se puede objetar nada. Su voz es perfecta para ellas y se esfuerza mucho en imitar los diferentes acentos dependiendo de la que se trate. Como ella dijo, quería hacer un homenaje a  su admirada Victoria de los Ángeles y lo consigue. Patricia además añade sus dotes de interpretación como nadie acompañando sus habilidades vocales con los gestos.
Las Melodías de la melancolía  Bacri siguen un camino inverso, un compositor frances toma unos poemas en español y los dota de una música excelente. Además fueron compuestos especialmente para la Petibon, con lo que explotan sus habilidades vocales como un traje a medida. El único problema fue que el público, formado fundamentalmente por políticos en el patio de butacas, no comprendió las canciones y aplaudió tan poco que cuando se retiraron Pons y Patricia de la escena cesaron los aplausos y no hubo bis. El año pasado cuando interpretaron este programa (que escuché por la radio) ejecutaron una versión excelente (en el disco roza la perfección absoluta) de la nana de las canciones negras de Montsalvatge, el año  pasado se sentó en el borde del escenario… Fue una pérdida irreparable, pero espero podérselo escuchar en directo en breve. Me imagino que en la repetición del concierto en Viena sí se hará este bis y los vieneses gozarán lo que no hemos podido disfrutar aquí.
Cuando se iba Patricia me miró y dijo: "Ah! Vous est le Garçon de la grosse tuba de Facebook". Se acordaba de mí.

lunes, 9 de julio de 2012

Concierto de Raquel Andueza y Jesús Baena




Concierto de Raquel Andueza y Jesús Baena a beneficio de la asociación Sonrisas de Altea. Auditorio del Centro Cultural Casa de Vacas (Madrid). 30 de junio de 2012.

Raquel Andueza (soprano)
Jesús Baena (tiorba)

Repertorio canciones de Monteverdi, Merula, Landi, Ferrari, Piccinni, Rossi, Sances y Kapsberger.
 
He de reconocer que no puedo ser imparcial al comentar un concierto de dos amigos que además, son músicos excepcionales. Prácticamente todo el concierto se encuentra recogido en su disco De amori e tormenti, con alguna incursión a Yo soy la locura y a un disco que se lanzará en septiembre (que ya estamos impacientes por escuchar).
La única pega es que a unos metros comenzaba un desfile cuyo estridente sonido llegó a desconcentrar a Raquel en su primera canción.
Dado que parte del público era neófita en música barroca, Raquel comentó cada una de las piezas contextualizándolas con un gran sentido del humor.
El dúo funciona a la perfección, la voz aguda de Raquel encaja en los acordes oscuros de la tiorba de Jesús como si se tratara de un puzzle. La voz de Raquel es, posiblemente, la mejor que existe en el circuito para el repertorio del primer barroco, como ha demostrado en sus conciertos con formaciones como L’Arpeggiatta, al Ayre español, Orquesta barroca de Sevilla o la Galanía.
Al terminar el programa interpretaron de propina el Se que me muero de Lully y la primera canción del programa, Folle e ben che si crede de Torcuato Merula, que, según comentó Raquel, había cantado algo nerviosa por el ruido. Después autógrafos. Raquel ya tiene uno de mis rotuladores, como antes Jaroussky.

viernes, 6 de julio de 2012

Poppea e Nerone Claudio Monteverdi


Poppea e Nerone
Claudio Monteverdi
Orquestación Phillipe Boesmann

Con cierto retraso voy a comentarista representación del Teatro Real. En primer lugar puede resultar chocante para un oído acostumbrado a escuchar el barroco de otra forma el encontrar una orquestación contemporánea en este tipo de obra. La verdad es que como Monteverdi no la orquestó se podría tocar con cualquier formación. Esta orquesta, reducida de dimensiones logra crear un ambiente adecuado. A mí personalmente me fascinó ver una tuba interpretar barroco.
En cuanto a la puesta en escena, ambientada en un colegio de los años 50, era original, aunque distrajese de la acción. Para mí sobraba el discurso de casi 20 minutos de Séneca (Williard White)  en inglés del comienzo, que si ya es una ópera larga (casi 4 horas) lo prolonga de forma innecesaria.
Los cantantes fantásticos, Williard White en séneca fantástico y tanto Poppea (Nadja Michael) como Nerone (Charles Castronovo) u Ottavia (María Riccarda Wesseling) muy buenos. Mención especial merece Drusila (Ekaterina Suirina) muy dulce y sensual.

jueves, 17 de mayo de 2012

Presentación del disco Voleras, de

Presentación del disco Voleras, entre seguidilla y bolera
Delia Agúndez y Fernando Antón
Biblioteca Nacional

10 de mayo 2012 18:30

Es de agradecer que a estas alturas de siglo, donde las descargas y otras prácticas han acabado con las discográficas que una compañía se arriesgue a publicar un disco de estas características. Esta grabación muestra un estudio previo de piezas poco conocidas en las que se ve la evolución de la forma de la seguidilla (en principio una estrofa de arte menor de cuatro versos que riman en asonante, siendo los versos impares de siete sílabas y los pares de cinco) desde la música popular de baile a la música de salón.

La música de salón española de finales del XVIII y principios hasta finales del XIX no ha tenido mucho reflejo discográfico, si exceptuamos alguna canción de Fernando Sor o de Moretti, el contenido del disco es prácticamente, hasta lo que llega mi Google, inédito. En el repertorio está mucho más difundida la música de salón francesa (Hahn, Chaminade, Fauré,...) y no digamos los lieder alemanes.

En este disco comienza a finales del XVIII con las Voleras de Ferandere, el disco pasa por seguidillas de José de León, Fernando sor y Moretti y termina con un anónimo finales del siglo XIX, casi todas las piezas proceden de los fondos de la Biblioteca Nacional, por lo que el marco de la presentación era el más adecuado, incluso alguna de ellas puede descargarse de sus fondos digitales.

En cuanto a la interpretación no puede decirse nada en contra. La mayoría de las piezas fueron escritas para voz y guitarra, si exceptuamos las de Moretti, donde el acompañamiento es opcional de guitarra o piano. La voz de Delia Agúndez de soprano lírico-ligera es la más adecuada al repertorio, el fraseo es impecable, dando carácter cómico o pícaro cuando es necesario, simplemente deliciosa. Es importante saber que ambos intérpretes son musicólogos, en mi opinión, es fundamental para realizar una buena interpretación, poder encuadrar la música en un contexto histórico y artístico, por lo que la formación musicológica es fundamental.

En cuanto a la actuación, tras la presentación de la obra, se interpretó una selección del disco. Delia Agúndez reforzó el fraseo de las Voleras  con una magistral interpretación gestual que enfatizó cada una de ellas.

Más información sobre el disco y forma de adquirirlo en http://voleras.blogspot.com.es/

martes, 8 de mayo de 2012

Concierto de Fabio Biondi y la Europa Galante

Auditorio Nacional (sala de Cámara) 3 de mayo de 2012.

Otra maravilla de concierto programado por el ciclo “El Universo Barroco”, como ya he dicho más veces en el blog, es un auténtico lujo poder disfrutar de una interpretación como esta por sólo 15 euros. Biondi es uno de los mejores violinistas/directores del barroco actual. Su intuición a la hora de interpretar, también es digna de todo mérito. Se suele tender a comparar sus versiones con su principal competidor, Antonini (que también pasó por el ciclo), pero suelen abordarlas de manera diferente.
El concierto guardaba una cierta simetría con dos versiones de “la Folía”, de Vivaldi y Corelli (la segunda bastante conocida por los padres de alumnas de violín) que les dio un carácter personal adornándose lo justo y necesario. Incorporó también dos piezas de autores españoles poco conocidos del XVIII. José Herrando, amigo de mi admirado doctor Diego Torres de Villarroel, que con su obra descriptiva sobre la primavera en Aranjuez nos sorprendió con la expresión del violín con sus armónicos y trinos para imitar diversos cantos de aves y la obra de Castro, que no tiene ni entrada en Wikipedia, también sorprendente. Con esto el ciclo también cumple con su objetivo de difusión de obras poco conocidas españolas.
Remató el concierto con dos propinas comentadas por el mismo Biondi en un correctísimo castellano.
I
Antonio Vivaldi (1678-1741): Sonata en re menor op. 1 nº 12 para dos violines y bajo La Follia
François Couperin (1668-1733): Gran sonata en trío Le Parnasse, ou L’Apotheose de Corelli
Michele Mascitti (1663-1760): Sonata para violín op.5 nº 12 Psyché

II
José Herrando (1720-1763): Sonata para violín y bajo c. El jardin de Aranjuez en tiempo de Primavera con diversos cantos de pàxaros y otros animales
Arcangelo Corelli (1653-1713): Sonata en re menor op. 5 nº 12 La Follia para violín y bajo c.              
Francisco José de Castro (fl . 1695-1708): Trattenimento armonico nº 5 en sol menor

martes, 1 de mayo de 2012

ORQUESTA NACIONAL DE ESPAÑA Kazushi Ono, director Sábado 28 de abril de 2012, Auditorio Nacional de Música (Madrid)


I
Gabriel Fauré (1845-1924)
Pelléas et Mélisande (Peleas y Melisande), opus 80, suite
I. Prélude: Quasi adagi
II. Entr’acte. Fileuse: Andantino, quasi allegretto
III. Sicilienne: Allegro molto moderato
IV. La Mort de Mélisande: Molto adagio
Marisa Manchado (1956)
Concierto para fagot y orquesta “Notas para la paz” (Encargo OCNE)
Enrique Abargues, fagot
II
Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893)
Sinfonía “Manfred”, opus 58 (Primera vez ONE)
I. Lento lugubre
II. Vivace con spirito
III. Andante con moto
IV. Allegro con fuoco

La primera obra, reconozco mi incultura, era la primera vez que la escuchaba. Eso sí había escuchado la ópera homónima de Debussy y la verdad es que no me defraudó. Fauré me sigue gustando. En el cuarto movimiento me encantaría destacar el momento de intenso lirismo del solo de flauta.

También era la primera vez que escuchaba la segunda obra, ya que era un estreno absoluto. Ya había escuchado otra obra de la autora (un cuento musical para piano dedicado a su hijo inmensamente bello). También me gusta que los compositores (en este caso compositoras) dediquen obras a instrumentos graves, en este caso de viento, que cuentan con una literatura más bien escasa.

La Manfred no defraudó y el público se entregó a la orquesta y director con sus aplausos

sábado, 21 de abril de 2012

Don Giovanni, Mozart, Ópera de La Bastille

Saludos tras el ensayo general
Baron Don Giovanni : Peter Mattei (baryton)
Il Commendatore : Paata Burchuladze (basse)
Donna Anna : Patricia Petibon (soprano)
Don Ottavio : Saimir Pirgu (ténor)
Donna Elvira : Véronique Gens (soprano)
Leporello : David Bizic (basse)
Masetto : Nahuel Di Pierro (basse)
Zerlina : Gaëlle Arquez (soprano)

Chœur et Orchestre de l'Opéra national de Paris

direction musicale : Philippe Jordan
Chef de chœur : Alessandro Di Stefano


Escuchado en France Musique el 14 de abril de 2012

Si una de tus cantantes favoritas, canta una de tus óperas favoritas, puedes considerarte afortunado. En este caso unir Patricia Petibon con Don Giovanni es una auténtica suerte. No poder ver la ópera en directo fue compensado por poderla disfrutar por la radio. Según cuentan los críticos escénicos la puesta en escena, ambientada en una gran empresa actual fue muy buena. La interpretación vocal fue maravillosa. Patricia Petibon hizo un papel de Donna Anna perfecto que llegó a su clímax en el aria Non mi dir del segundo acto, la Donna Elvira de Veronique Gens, más dramático y diferente en carácter, también Däelle Arquez aportó el grado de frescura necesario de la Zerlina. Los cantantes masculinos, que no había escuchado antes estuvieron muy bien (con Leporello me pasa como con la Carmen de la Berganza, Bryn Terfel me parece perfecto en ese papel y siempre comparo los comparo con él). Si acaso poner como "pero" que los recitativos están acompañados con el piano y tengo la costumbre de oirlos con el clave, cuestión de costumbre. Hoy es la última representación en París, siento no haber podido verla.

Por un momento solo:Cantatas entre Napoles y España

Auditorio Conde-Duque
7 de abril de 2012
Al Ayre Español
Eduardo López Banzo, clave
Raquel Andueza, soprano

El programa estaba constituído por cantatas religiosas españolas, salvo una de S.D. Scarlatti, dos de ellas, de José de Torres, era la primera vez que se escuchaban desde el siglo XVIII y habían sido desempolvadas de archivos catedralicios por el clavecinista y musicólogo Eduardo López Banzo. El programa se complementaba con sonatas de D. Scarlatti ejecutadas entre las cantatas. Creo que ponerme a elogiar la exquisita voz de Raquel Andueza sería reiterarme en este blog. Su voz es perfecta para este repertorio y transmite sentimientos. Para este concierto la colocación de los músicos salvó bastante bien los defectos acústicos del auditorio. Magistral.

viernes, 6 de abril de 2012

EL LLANTO DE MARÍA MAGDALENA

Raquel Andueza y La Galanía en el Auditorio Conde-Duque

RAQUEL ANDUEZA & LA GALANÍA
EL LLANTO DE MARÍA MAGDALENA
Raquel Andueza, soprano
César Hualde, guitarra barroca
Jesús Fernández Baena, tiorba
Miguel Jalôto, órgano
Auditorio Conde-Duque, Madrid. 4 de abril de 2012.

 
G. Frescobaldi (1583 - 1643)
Maddalena alla croce
D. Mazzochi (1592 - 1665)
Lagrime amare
G. G. Kapsberger (1580-1651)
Bergamasca
L. Rossi (1598 - 1653)
Per si fervidi accenti (Pianto della
Maddalena)
G. Frescobaldi
Dove, dove sparir

G. G. Kapsberger
Dolcissimo Signore
B. Ferrari (ca. 1603-1681)
Cantata Spirituale
G. G. Kapsberger
Passacaglia
C. Monteverdi (1567 - 1654)
Lamento della Maddalena (contrafacta
sopra il 'Lamento d'Arianna')
Anónimo (s. XVII)
S'io mi parto, oh mio Signore



Concierto perteneciente al ciclo de Música para la Semana Santa del Ayuntamiento de Madrid. El concepto de hacer el concierto como una unidad leyendo los textos en castellano antes de cada fragmento fue una idea buenísima. Que hacía que la tensión fuera in crescendo haciendo hasta llorar (confieso que se me saltó alguna lágrima). La voz de Raquel parece pensada para este repertorio, es como si Frecobaldi y Monteverdi hubieran escrito para ella. Es más su melena rubia cayendo sobre los hombros recordaba a la Magdalena penitente de Tiziano. Era todo un lujo vocal, musical y visual. El conjunto La Galanía con instrumentos originales, extraordinario.

Lo peor del concierto la acústica de local que no era la más adecuada para esta música (es de suponer que el día anterior en una iglesia románica sonaría mejor). Tampoco el Ayuntamiento de Madrid promocionó el concierto como es debido, lo que hizo que hubiera entradas sin vender. También hubo parte del público que tosía y pelaba caramelos.

martes, 3 de abril de 2012

Concierto Orquesta Barroca de Sevilla

Orquesta Barroca de Sevilla 30 de marzo de 2012 Auditorio Nacional.


Raquel Andueza

Solistas: Raquel Andueza, soprano. Christophe Coin, violonchelo
Grupo de cámara: Orquesta Barroca de Sevilla
Director: Christophe Coin
I
F.J. Haydn (1732-1809)
Obertura L`isola disabitata Hob. XVIII:9
L. Boccherini (1743-1805)
Aria Accademica nº 2 “Se non ti moro allato”, para soprano y cuerda
 C. Brunetti (1744-1798)
 Sinfonía nº 33 con Violoncello solo “El Maniático"
Aria: Involarmi il mio tesoro, para tiple y orquesta
II
F.J. Haydn (1732-1809)
Concierto para violonchelo
C. Brunetti (1744-1798)
Scena: Non so piu dovìo sia, para tiple y orquesta
Sinfonía nº 23 en Fa mayor
El ciclo “El Universo Barroco” no deja de sorprenderme por la novedad y la calidad (y el precio). Tanto en la versión de cámara como sinfónica es maravilloso. Este concierto tenía de barroco el nombre de la orquesta porque el repertorio era clásico a más no poder. No cabe duda de que Christophe Coin es uno de los  grandes del violonchelo barroco, con un fraseo extraordinario sorprendió en el concierto de Haydn, pero realmente sorprendente fue su interpretación de la sinfonía nº 33 con violoncello solo “El Maniático" de Brunetti, obra y autor del todo inusuales. Violinista de la Real Cámara de Carlos III es un compositor injustamente olvidado, para mí era la primera vez que lo escuchaba. La sinfonía contaba la historia de un individuo “maniático” personificado en el cello que era convencido por el resto de sus amigos (la orquesta).
Completar el concierto con arias de Boccherini y  Brunetti cantadas por Raquel Andueza fue un acierto. Raquel tiene una voz potente y serena más que adecuada para este tipo de arias. Yo la había visto previamente en Ifigenia en Tracia de este mismo ciclo en el que interpretaba un papel cómico (realmente interpretaba dos papeles). Raquel supo transmitir una emoción en un repertorio que también me sorprendió, reconozco mi incultura, por ser la primera vez que lo escuchaba,

viernes, 30 de marzo de 2012

Concierto Jaroussky

El concierto del 7 de febrero de Jaroussky está "colgado en Radio Clásica
http://www.rtve.es/alacarta/audios/fila-cero/fila-cero-zarzuela-270312/1361102/

jueves, 29 de marzo de 2012

Pasión según San Juan, Ton Koopman y la OCNE

Johann Sebastian Bach (1685-1750)  Johannespassion (Pasión según San Juan), BWV 245

ORQUESTA Y CORO NACIONALES DE ESPAÑA
Ton Koopman et moi
Ton Koopman, director
Trine Wilsberg Lund, soprano (Doncella y arias)
Bogna Bartosz, contralto (Arias)
Tilman Lichdi, tenor (Evangelista y arias)
Klaus Mertens, bajo (Pilato, Jesús y arias)
Joan Cabero, director CNE
Frank Markowitsch, director asistente
Ariel Hernández, tenor CNE (Criado)
Pedro Llarena, bajo CNE (Pedro)
Vittorio Ghielmi, viola da gamba
Joachim Held, laúd
Ton Koopman, órgano positivo
Tini Mathot, órgano positivo
Mauro Rossi, violín
Joan Espina, violín
Miguel Jiménez, violonchelo
Vicente J. Palomares , fagot
Viernes 23 de marzo de 2012, a las 19:30 h

Ton Koopman es un especialista en Bach en toda su extensión. Un auténtico lujo que se ponga al frente de la Orquesta y Coro Nacionales para realizar una Pasión según San Juan admirable. La orquesta se redujo considerablemente en sus secciones de cuerda para adaptarse a una ejecución lo más parecida a la original, eso sí con instrumentos clásicos en lugar de instrumentos barrocos. Personalmente soy más partidario de interpretar a Bach con instrumentos barrocos, pero, con todo, la versión fue memorable. Los solistas vocales también son auténticos especialistas en Bach, mención especial para el tenor Tilman Lichdi, que interpretó el Evangelista y realizó las arias de tenor. En mi opinión los papeles de los Evangelistas de las pasiones de Bach son, cuando menos, agotadores. Toda es cantidad de recitativos le dejan a uno las cuerdas vocales en estado lamentable. Importante también la labor de los solistas, casi todos procedentes de la ONE, que acompañaron las arias con un trabajo excelente. La obra se interpretó sin descanso por lo que fueron cerca de dos horas que pasaron ligeras. Tras el concierto pude conocer a Koopman en persona, gran músico y gran persona.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Ariodante Complesso Barocco

Marie-Nicole Lemieux con doctortuba




George Friederic Händel (1685-1759): Ariodante (HWV 33) 
Ópera en tres actos, con libreto anónimo basado en el de Antonio Salvi
Auditorio Nacional de Música. Sala sinfónica 4 de marzo de 2012-03-07

ARIODANTE (un príncipe) Sarah Connoly, mezzosoprano
GINEVRA (hija del rey de Escocia) Karina Gauvin, soprano
POLINESSO (Duque de Albania) Marie Nicole Lemieux, contralto
DALINDA (dama de la corte) Sabina Puértolas, soprano
LURCANIO (hermano de Ariodante) Nicholas Phan, tenor
REY DE ESCOCIA Matthew Brook, bajo-barítono
Il complesso barocco.
Alan Curtis, dirección

Este ciclo cada vez es más sorprendente. Esta versión de Ariodante para concierto es casi perfecta. He de confesar que la ausencia de Joyce diDonnato me había dejado planchado porque me parecía perfecta para el papel de Ariodante (había escuchado su versión de la ópera de Ginebra en 2007), pero Sarah Connoly lo hizo genial, como tuve ocasión de decirle en el camerino, fue una agradable sorpresa (a lo que contestó que la primera sorprendida fue ella cuando le dijeron el lunes tras interpretar una Ottavia que el domingo tenía que interpretar Ariodante).

Karina Gauvin en el papel de Ginevra estuvo muy bien, sobre todo a partir del acto segundo cuando se incrementó el dramatismo. En cada papel de ópera siempre tenemos una versión de referencia (por ejemplo la Carmen de Teresa Berganza, la Cleopatra de Dessay...). Para mí la Ginevra  paradigmática es la de Patricia Petibon de 2007, sobre todo “Il mio crudel martoro” del acto segundo, pese a tender a compararlas instintivamente, me gustó mucho. Lo peor fue que el público no aplaudiera después del “Volate amore” que puede deprimir a la soprano más templada (yo sí aplaudí en bajo).

La verdadera triunfadora de la tarde fue, sin duda, Marie Nicole Lemieux (en la imagen conmigo). Con un papel a priori más bien soso (Polinesio) logró levantar aplausos casi hasta después de los recitativos. Con un carácter propio y una dramatización excelente (pese a ser versión de concierto) Lemieux mantuvo una tensión adecuada al personaje. Fuera del escenario, Marie es tan arrolladora como dentro de él, encantadora sin más.

La orquesta, pese a la dificultad de tocar con instrumentos barrocos, incluidas dos trompas naturales, estuvo impecable y la dirección de Curtis (un experto en Händel), fantástica. Esperemos que los recortes no afecten a estos ciclos, ya que los lujos culturales no son tales

lunes, 27 de febrero de 2012

OCNE - Ciclo II / Concierto 14

24 de febrero de 2012

Auditorio Nacional de Música

Solistas: Pilar Jurado, soprano
Alfredo García, barítono
T. Marco (1942)
América

P. I. Chaikovski (1840-1893)
Sinfonía nº 4, en Fa menor, Op. 36

¿Se puede considerar a Tomás Marco a estas alturas como un compositor clásico? En mi opinión sí, es un músico veterano, con un lenguaje innovador, pero ha estas alturas de siglo XXI se le puede considerar un clásico. En la opinión de cierto sector del Auditorio no se le podía considerar. La verdad es que a veces la educación de los abonados raya en la grosería. Sonó un móvil y al terminar un energúmeno gritó ¡Qué descanso! ¡Esto es una…!

Yo creo que a estas alturas no se obliga a nadie a ir a los conciertos y, si has pagado el abono, te quedas en la cafetería hasta a segunda parte (por cierto una 4ª de Chaikovski, no se puede ser más clásico)

Por descontado que la obra es difícil. Sobre todo para los solistas. Conocemos de sobra la dificultad que para los solistas supone la acústica del auditorio donde la orquesta te suele tapar (le pasó hasta a Renée Fleming), mucho más si tenemos una orquesta de casi cien músicos y un coro detrás. Pilar estuvo genial, se la oía perfectamente y estaba muy bien empastada con la orquesta. En el descanso tuvimos el privilegio de saludarla y sacarnos una foto con ella. Es un encanto de persona.

La 4ª de Chaikovski estuvo muy bien como era de esperar.